¿Necesitas un superhéroe para gestionar tus sistemas corporativos multicloud?

Con una mayoría de empresas utilizando una mezcla de clouds públicos y en sus instalaciones es crítico para los proveedores de servicios y equipos de TI facilitar a los desarrolladores el auto-servicio, reforzar las políticas de gobierno y proporcionar libertad para mezclar a voluntad las tecnologías que cumplan con las necesidades del negocio.

Por Jorge Gonzalez y Per Thorn. Versión original en inglés en LinkedIn.

¿Necesitas ser un superhéroe para gestionar tus sistemas corporativos multi-cloud?
Esta foto de autor desconocido está licenciada bajo CC BY-SA-NC

Hubo un tiempo en el que todos los superhéroes pertenecían a dos bandos, DC o Marvel. Batman, Hulk, Superman, Thor o Spider-man, sólo por nombrar a unos pocos, todos eran miembros del universo uno de estos editores.

Un escenario similar acontecía en el mundo de las tecnologías de la información durante la década pasada. La tribu de la nube privada se enfrentaba a los disruptores del cloud público.

Los profesionales de TI se dividieron rápidamente entre los defensores del control y la personalización que ofrecían las nubes privadas, y los desarrolladores en busca de la estandarización y flexibilidad de un entorno compartido en clouds públicas.

Al principio, las posiciones fueron de total confrontación. Una percepción habitual era que los hyperscalers alojarían todas las aplicaciones, y los Centros de Proceso de Datos (CPDs) locales estaban acabados.

La experiencia de usuario y el apoyo de los desarrolladores cansados de la tiranía de unas operaciones rígidas aseguraron una posición de ventaja en la adopción del cloud público.

Los hyperscalers empezaron a expandirse globalmente para cumplir con las regulaciones de residencia del dato y del personal laboral. También incorporaron nuevas tecnologías como contenedores y funciones, desarrollaron múltiples servicios gestionados y empezaron a colaborar con socios tecnológicos para llevar a cabo la migración masiva de las aplicaciones a sus plataformas.

Sin embargo, la guerra no había terminado. El rendimiento, el gobierno y los costes hicieron que muchas organizaciones reconsideraran las nubes privadas e incluso migrasen de vuelta cargas de trabajo de los hyperscalers a los CPDs locales.

Los hyperscalers respondieron con la incorporación de soluciones locales y perimetrales para estar más cerca de la acción y evitar la kriptonita que supone la latencia.

Al mismo tiempo, los fabricantes y plataformas de software de nube privada empezaron a ofrecer sus productos en modalidad servicio y a expandirse con su matra «en cualquier sitio», alcanzando para ello acuerdos con los hyperscalers con la esperanza de convertirse en el pegamento o punto de encuentro del futuro.

Todos proclamaban que tu inversión se preservaría de la obsolescencia si utilizabas su producto. Era como el personaje Axel Asher (Access) de los universos de Marvel y DC, pero no era lo suficientemente flexible para la mayoría de las organizaciones.

¿No sería posible tener lo mejor de ambos mundos? Sería como tener de forma nativa los músculos de Hulk con la armadura y arsenal de herramientas de Batman.

La realidad hacía necesario un modelo híbrido donde ambas tendencias coexistieran de manera pacífica con sus pros y contras, tal y como el mainframe y los sistemas medianos venía haciendo desde hace años en el CPD.

Era preciso encontrar un mecanismo para orquestar a los hyperscalers, nubes privadas y otras infraestructuras para que colaborasen sin ataduras, y así obtener resultados para el negocio sin limitaciones de diseño.

Si necesitamos a la Mujer Maravilla, Wanda y el Soldado de Invierno en una misión, hagámoslo posible, pero poniendo en marcha la autonomía y gobierno necesario.

También habremos de asegurarnos de que socios (héroes) adicionales se podrán unir más tarde sin separaciones dolorosas o costosas ligaduras.

La respuesta es tener una solución multicloud que proporcione la libertad de combinar tecnologías como VMware, Nutanix, OpenStack, o los propios hyperscalers, para cumplir con las necesidades del negocio.

Sin embargo, la tarea de combinar todos los requisitos del multicloud: entrega continua, aprovisionamiento, seguridad, cumplimiento normativo, automatización, estandarización y autoservicio al mismo tiempo que se mantiene controlado el presupuesto, es una tarea inasumible para muchos.

Intentar abordar el multicloud por uno mismo, seleccionando la mejor solución para cada requisito y adoptarlo para cada de las aplicaciones esperando que el conjunto opere a la perfección, es costoso y arriesgado.

La mejor manera es utilizar una plataforma de gestión cloud (CMP en inglés) para minimizar los riesgos de integración y hacer seguimiento de los costes sin perder la vida en el empeño.

La clave para seleccionar la CMP correcta es el agnosticismo. En la mayoría de los casos, no se puede pedir al Capitán América que trate a Linterna Verde de la misma manera que haría con Lobezno.

O incluso peor, hacer que el mismo admita sus limitaciones por trabajar solo y se resista a la tentación de intentar salvar el mundo por sí mismo. Se hace necesario alguien independiente que pueda sacar las misiones adelante.

Necesitamos una CMP inteligente e independiente para conseguir un mundo donde todo es posible, incluso la colaboración entre los superhéroes de los universos de Marvel y DC.

Dell Multi-cloud management with Morpheus es la plataforma agnóstica que automatiza la nube se encarga de hacer posible ese mundo híbrido.

Esta solución hace posible que las tareas de DevSecOps escalen para modernizar las aplicaciones y mantener la eficiencia de las operaciones con sistemas hyper-convergentes. Incorpora auténtica multi-tenancy y facilita a los proveedores de servicio la puesta en marcha de servicios gestionados para múltiples clientes.

Una solución que tienen más puntos de integración sin código que ningún otra CMP y te permite usar tu entorno de automatización favorito. Ya no tendrás que elegir entre un hyperscaler concreto o una plataforma de nube privada, o entre la innovación y la agilidad empresarial y la seguridad y el control.

¡Ahora con Dell Multi-cloud management with Morpheus podrás acelerar tu transformación digital, y obtener increíbles resultados combinando las capacidades de todos los superhéroes de Marvel y DC!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.