Es el momento de incorporar un servicio CaaS de Kubernetes en tu catálogo de TI

Containers as a Service with OpenShift and VxRail

La computación distribuída y la transformación digital están cambiando la manera en la que las organizaciones están adquiriendo y gestionando su TI. Y esto está impactando no sólo a la tecnología sino también a la cultura, la estructura y los procesos de los clientes.

Hemos visto un cambio en la manera en que los clientes quieren consumir TI, que ahora pasa a ser modo servicio. Como resultado Dell ha lanzado sus servicios APEX, para que el cliente pueda mantener bajo control su infraestructura así como su coste. Este cambio también está provocando que el ecosistema de los proveedores de servicios cloud consideren pasar del hosting a modelos de servicio más flexibles.

Finalmente, la penetración de contenedores, plataformas y funciones como servicio con el fin de modernizar las aplicaciones críticas para el negocio está generando una demanda por expandir el catálogo de servicios de forma que estos servicios puedan ser consumidos.

Ahora el proceso de digitalización es lo suficientemente maduro como para cubrir todas las funciones en las corporaciones. Es hora de racionalizar sobre una plataforma segura y fiable que pueda medir y habilitar fácilmente a todo tipo de desarrolladores colaborando juntos. Red Hat OpenShift Container Platform (OCP) puede ser esa plataforma.

Red Hat ha arropado Kubernetes con servicios de orquestación, aplicación, datos y desarrollo para constituir una plataforma fiable capaz de interactuar con sistemas legacy. Sin embargo, el factor más importante en su rendimiento será la infraestructura subyacente.

OpenShift configurations in VxRail

Red Hat es un proveedor líder de soluciones empresariales de código abierto, usando un enfoque impulsado por la comunidad para ofrecer Linux de alto rendimiento, cloud, contenedores y tecnología Kubernetes. Red Hat y Dell Technologies han estado trabajando juntos durante más de 20 años para construir soluciones, profundamente integradas, diseñadas conjuntamente y completamente validadas con servicio y soporte mundial. Está colaboración ha generado una completa cartera de serviciosque incluye soluciones disponibles mundialmente para ejecutarse desde cualquier sitio: edge, clouds privadas o compartidas.

Ahora, hay un nuevo servicio dirigido a aquellos proveedores de servicios cloud que quieren albergar aplicaciones basadas en contenedores y no sólo revender servicios gestionados por otros agentes del mercado.

Dell Kubernetes for Cloud Service Providers with OpenShift es un nombre largo para una solución sencilla. Este diseño validado proporciona a los proveedores de servicio un tiempo rápido de comercialización para ofrecer OpenShift como servicio. La ejecución de OpenShift en VxRail, permite la automatización del despliegue out-of-the-box, protege los entornos utilizando vSphere HA, y permite al proveedor de servicios ofrecer una variedad de tamaños de clúster y SLAs.

Lo más destacado es que esta solución de Dell ofrece a los clientes una plataforma de desarrollo consistente y fiable que reduce el riesgo y el CAPEX al consumir OpenShift como servicio. OpenShift cuenta con más de 200 integraciones validadas, puede ejecutarse en múltiples entornos evitando el lock-in de los proveedores y cuenta con una gestión del ciclo de vida empresarial de 9 años. Más que suficiente para no apresurarse en la modernización de cualquier organización.

Cualquier proveedor de servicios en la nube puede configurar fácilmente su propio servicio utilizando esta solución. Con este diseño validado, además de las capacidades de configuración y gestión automatizadas que permiten los operadores de OpenShift, Dell añade la automatización de la infraestructura y la fiabilidad de VxRail HCI. Se acabaron los silos, los cuellos de botella y las esperas para conectar la computación, el almacenamiento y la red. Una infraestructura ideal para una plataforma CaaS.

Esta automatización coordinada es muy importante para ofrecer  una integración continua y una entrega continua (CI/CD) a escala sin olvidar la seguridad. La seguridad es una característica fundamental de OpenShift y cubre todas las partes del ciclo de vida de la aplicación, incluyendo la construcción, el despliegue y la ejecución. OpenShift es capaz de proteger no solo al host, sino también los contenedores entre sí.

Por otro lado, VxRail proporciona una pila completamente pre configurada y probada para todas las capacidades de seguridad validadas por múltiples certificaciones y estándares como FIPS o NIST. Así que, básicamente, todas las funcionalidades como la seguridad de los datos con cifrado, la recuperación de datos, la segmentación de la red y los paquetes de actualización para manejar el ciclo de vida del software son accesibles desde una consola fácil de usar para alcanzar el objetivo de asegurar las aplicaciones críticas de cualquier empresa.

Las empresas no sólo ofrecerán la innovación más rápidamente con migraciones de aplicaciones y ciclos de vida más cortos, sino que también gestionarán sus TI de forma segura y más eficiente, evitando las tareas manuales y centrándose en aportar valor al negocio en lugar de repetir las actividades tediosas.

Otro valor clave de esta solución para los CSP’s es su modularidad. Puedes construir una oferta completa de contenedores como servicio desde cero con esta solución, pero también entendemos que algunos CSP ya tienen capacidad sobrante que pueden reutilizar para esto. En otros casos, ya tienen un acuerdo de proveedor de servicios en la nube con Red Hat para proporcionar RHEL y JBoss, por ejemplo, y con esta solución modular pueden ampliar su acuerdo también a OpenShift.

Y finalmente, desde la perspectiva del servicio hay múltiples escenarios. Algunos CSP’s tienen muchos ingenieros certificados y con talento en OpenShift, mientras que otros prefieren contar con Dell para la configuración inicial e incluso el primer on boarding del cliente. Así que todo puede ajustarse al nivel de madurez de cada CSP.

Si consideramos el lado del cliente, si se trata de una empresa grande, puede ejecutar una sola implementación de OpenShift con una infraestructura dedicada de VxRail utilizando la implementación automatizada de Red Hat IPI. Si desea compartir una infraestructura VxRail entre varios clientes más pequeños, también puede implementar Red Hat IPI varias veces (una por cliente) para reducir la inversión mínima necesaria para iniciar su negocio CaaS.

¿Por qué OpenShift en lugar de Kubernetes?, y

¿Por qué VxRail en lugar de cualquier infraestructura?

Red Hat es el líder del mercado en plataformas de cloud híbrida, pero también la plataforma más productiva del mercado. Y Red Hat también es capaz de reducir la huella de infraestructura por aplicación hasta un 55%.

Y utilizando las tecnologías de VxRail, los CSP’s y los clientes pueden reducir el tiempo de inactividad, permitiendo asignar diferentes SLA’s a cada cliente. La infraestructura hyper-convergente puede aumentar la productividad de las operaciones, de forma que los equipos pueden dedicar su tiempo a servir mejor al negocio, llegando al mercado más rápido que la competencia, y creciendo progresivamente al eludir las barreras de entrada financieras y de talento.

En resumen, esta solución de arquitectura contempla todos los elementos que un CSP puede necesitar para construir y ejecutar un CaaS, PaaS y FaaS basado en OpenShift en poco tiempo gracias a los múltiples aceleradores que ambas compañías proporcionan en infraestructura y desarrollo.

En una encuesta realizada por IBM, el 64 % de los encuestados afirmó que pondrá en contenedores la mitad o más de sus aplicaciones existentes, mientras que el 87 % de las organizaciones ejecutarán aplicaciones en contenedores, según Aqua Security. El CaaS está de moda, y si quiere saber más, este  webinar le interesará.

Artículo original en inglés en LinkedIn.

Cómo construir un servicio de contenedores competitivo

Containers as a Service with OpenShift and VxRail
Ahora los proveedores de servicios cloud (CSPs) pueden extender su catálogo de forma sencilla y rápida con una oferta puntera de contenedores como servicio (CaaS) utilizando Dell Kubernetes for CSP’s with Red Hat ® OpenShift ®

Por Per Thorn y Jorge Gonzalez Moreno

07/04/2022

Durante años los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de servicios cloud y los integradores de sistemas han proporcionado infraestructura como servicio (iaaS) a sus clientes corporativos.

Conforme la tecnología de la información (TI) ha ido evolucionando y se ha centrado más en las aplicaciones, muchos de esos clientes han pedido nuevos servicios a estos proveedores. En concreto, contenedores y plataforma como servicio (CaaS y PaaS respectivamente).

Al principio, los integradores de sistemas proporcionaron asistencia técnica a sus clientes, para pasar a continuación a dar servicios gestionados completos sobre las instalaciones locales de Kubernetes inicialmente utilizadas para pilotos, que después se convirtieron en la plataforma de producción para las iniciativas de digitalización corporativas.

Como parte de esta transformación, algunas organizaciones optaron por un servicio CaaS/PaaS[1] alojado en lugar de mantener la nueva plataforma en sus Centros de Proceso de Datos (CPDs). Ante esa situación, los proveedores tenían dos opciones:

  • Revender un servicio gestionado de un hyperscaler con un margen reducido.
  • Construir su propio servicio alojado para expandir su cuota de participación en el cliente.

La opción obvia para los proveedores de servicio es crear su propia oferta de CaaS/PaaS y usar Kubernetes para ello, especialmente al tener en cuenta que el 96% de los participantes del CNCF Survey 2021 indicaron que ya están usando Kubernetes o evaluándolo.

Sin embargo, hay varias razones por las que debería pensárselo dos veces antes de construir su oferta utilizando Kubernetes sin más:

  • Soporte. Confiar exclusivamente en el soporte de la comunidad para las escalas de las incidencias no es una buena idea, sobre todo si se quiere proporciona ANS (Acuerdos de Nivel de Servicio) a sus clientes finales.
  • Seguridad. La mayoría de las empresas piden aplicar complejas políticas de seguridad y procesos de autenticación y autorización que llevan bastante tiempo para configurar y mantener utilizando la distribución de código abierto de Kubernetes.
  • Integración. Kubernetes por sí mismo es sólo la base para una plataforma de desarrollo e infraestructura y por tanto necesita de múltiples componentes adicionales, incluyendo elementos de red, almacenamiento, balanceadores de carga, monitorización, registro, pipelines de integración y despliegue continuo, etc. La gestión de estos componentes es compleja y lleva tiempo.

Hay muchas opciones en el mercado que abordan estos temas al tiempo que mantienen la compatibilidad con el proyecto de código abierto de Kubernetes. VMware Tanzu y SUSE Rancher son alternativas populares, e incluso algunas plataformas de gestión cloud (CMP) como Morpheus tienen una distribución de Kubernetes que es atractiva para los proveedores de servicio.

Sin embargo, Red Hat® «OpenShift es la plataforma multicloud de contenedores más ampliamente desplegada» según The Forrester Wave™: Multicloud Container Development Platforms, Q3 2020.

Algunas razones para ello son la penetración de Red Hat en las cuentas corporativas con su sistema operativo Red Hat Enterprise Linux (RHEL) y su capacidad demostrada en dar soporte a proyecto de código abierto.

Pero sin duda, lo más relevante es que OpenShift es una plataforma de desarrollo completamente integrada. Además de la integración con la red, el almacenamiento, la monitorización y el registro de eventos, OpenShift incluye una API, una consola de administración y desarrollo, así como múltiples capas de seguridad.

OpenShift es una opción tecnológica interesante para los proveedores de servicio que quieren ofrecer algo más que Kubernetes a sus clientes, al incorporar una completa plataforma de desarrollo en modo servicio a su catálogo.

Creemos que la capacidad de acelerar el desarrollo de aplicaciones y mejorar la eficiencia de los equipos de infraestructura TI son claves para conseguir retornos de la inversión inferiores a 10 meses en despliegues OpenShift® Container Platform (OCP) [2].

La elección de la tecnología principal es sólo el primer paso para construir un servicio de este tipo. Los proveedores de servicio también deben decidir sobre la combinación de servicios disponibles, las capacidades de seguridad, monitorización, respaldo y disponibilidad, y la integración con la facturación y otros procesos de back-office. Y Dell Technologies puede ayudar en la toma de muchas de esas decisiones.

Una de las más importantes es saber cómo va a ejecutarse OpenShift® en los clientes. La arquitectura más común es tener un clúster de OpenShift® por cliente. Esto se puede implementar de varias formas, incluyendo servidores físicos o virtualizados.

El despliegue de OpenShift® en servidores físicos tiene beneficios en el licenciamiento para grandes instalaciones, pero requiere de varios nodos físicos por instalación y puede suponer un punto de entrada demasiado alto para algunos clientes.

Ejecutar OpenShift® de forma virtualizada (por ejemplo, con VMware vSphere) permite despliegues más pequeños. También ofrece los beneficios que aporta la virtualización como tener un plano extra de control redundado vía la alta disponibilidad de vSphere HA y la abstracción del hardware que corre bajo OpenShift® incluyendo el firmware y los controladores.

VxRail proporciona una plataforma estable y eficiente desde el punto de vista operativo para proveedores de servicio que quieren empezar a ofrecer OpenShift como servicio. Muchos despliegues independientes de OpenShift pueden compartir el mismo hardware y los clientes pueden empezar con pocos recursos y crecer en sus despliegues conforme desarrollan más aplicaciones.

El proveedor de servicio puede confiar en la automatización de VxRail para gestionar todas las plataformas y realizar las actualizaciones de hardware sin tener que preocuparse del impacto de estos cambios en OpenShift.

Integración con Dell Technologies

Además, los proveedores de servicio pueden construir servicios adicionales integrando los productos de Dell Technologies con OpenShift. Una posibilidad es usar PowerProtect Data Manager para los servicios de backup o incorporar el almacenamiento persistente de los sistemas matriciales de almacenamiento de Dell Technologies utilizando interfaces de almacenamiento para contenedores (CSI) y proporcionar así funcionalidades adicionales de almacenamiento empleando Container Storage Modules.

Dell Technologies tiene una tradición de más de 20 años colaborando con Red Hat® para cumplir las peticiones de sus clientes con soluciones conjuntas. Y para los proveedores de servicio que ya están ofreciendo iaaS basada en el hipervisor VMware vSphere, hemos co-creado una solución con Red Hat® que permite la expansión del catálogo actual integrando el software OpenShift® Container Platform.

Aprovechando la configuración e instalación existente, es capaz de dar respuesta de manera sencilla a los temas arriba indicados para minimizar la inversión y acelerar la puesta en marcha del servicio.

Con Dell Kubernetes for Cloud Service Providers with Red Hat® OpenShift® además del bajo mantenimiento y las altas prestaciones que la automación de VxRail™ pueden proporcionar, cualquier proveedor de servicio puede ahora ayudar a modernizar las aplicaciones de sus clientes utilizando múltiples configuraciones: VMware Cloud Director® multi-tenant, así como infraestructura compartida o dedicada de VxRail para adaptarse al tamaño y requisitos de cada cliente.


[1] El 79% de los participantes usan plataformas de Kubernetes alojadas y certificadas. Fuente: CNCF Annual Survey 2021.

[2] The Business Value of Red Hat OpenShift, An IDC Business Value White Paper, sponsored by Red Hat, March 2021 | IDC Doc. #US47539121.

¿Necesitas un superhéroe para gestionar tus sistemas corporativos multicloud?

Con una mayoría de empresas utilizando una mezcla de clouds públicos y en sus instalaciones es crítico para los proveedores de servicios y equipos de TI facilitar a los desarrolladores el auto-servicio, reforzar las políticas de gobierno y proporcionar libertad para mezclar a voluntad las tecnologías que cumplan con las necesidades del negocio.

Por Jorge Gonzalez y Per Thorn. Versión original en inglés en LinkedIn.

¿Necesitas ser un superhéroe para gestionar tus sistemas corporativos multi-cloud?
Esta foto de autor desconocido está licenciada bajo CC BY-SA-NC

Hubo un tiempo en el que todos los superhéroes pertenecían a dos bandos, DC o Marvel. Batman, Hulk, Superman, Thor o Spider-man, sólo por nombrar a unos pocos, todos eran miembros del universo uno de estos editores.

Un escenario similar acontecía en el mundo de las tecnologías de la información durante la década pasada. La tribu de la nube privada se enfrentaba a los disruptores del cloud público.

Los profesionales de TI se dividieron rápidamente entre los defensores del control y la personalización que ofrecían las nubes privadas, y los desarrolladores en busca de la estandarización y flexibilidad de un entorno compartido en clouds públicas.

Al principio, las posiciones fueron de total confrontación. Una percepción habitual era que los hyperscalers alojarían todas las aplicaciones, y los Centros de Proceso de Datos (CPDs) locales estaban acabados.

La experiencia de usuario y el apoyo de los desarrolladores cansados de la tiranía de unas operaciones rígidas aseguraron una posición de ventaja en la adopción del cloud público.

Los hyperscalers empezaron a expandirse globalmente para cumplir con las regulaciones de residencia del dato y del personal laboral. También incorporaron nuevas tecnologías como contenedores y funciones, desarrollaron múltiples servicios gestionados y empezaron a colaborar con socios tecnológicos para llevar a cabo la migración masiva de las aplicaciones a sus plataformas.

Sin embargo, la guerra no había terminado. El rendimiento, el gobierno y los costes hicieron que muchas organizaciones reconsideraran las nubes privadas e incluso migrasen de vuelta cargas de trabajo de los hyperscalers a los CPDs locales.

Los hyperscalers respondieron con la incorporación de soluciones locales y perimetrales para estar más cerca de la acción y evitar la kriptonita que supone la latencia.

Al mismo tiempo, los fabricantes y plataformas de software de nube privada empezaron a ofrecer sus productos en modalidad servicio y a expandirse con su matra «en cualquier sitio», alcanzando para ello acuerdos con los hyperscalers con la esperanza de convertirse en el pegamento o punto de encuentro del futuro.

Todos proclamaban que tu inversión se preservaría de la obsolescencia si utilizabas su producto. Era como el personaje Axel Asher (Access) de los universos de Marvel y DC, pero no era lo suficientemente flexible para la mayoría de las organizaciones.

¿No sería posible tener lo mejor de ambos mundos? Sería como tener de forma nativa los músculos de Hulk con la armadura y arsenal de herramientas de Batman.

La realidad hacía necesario un modelo híbrido donde ambas tendencias coexistieran de manera pacífica con sus pros y contras, tal y como el mainframe y los sistemas medianos venía haciendo desde hace años en el CPD.

Era preciso encontrar un mecanismo para orquestar a los hyperscalers, nubes privadas y otras infraestructuras para que colaborasen sin ataduras, y así obtener resultados para el negocio sin limitaciones de diseño.

Si necesitamos a la Mujer Maravilla, Wanda y el Soldado de Invierno en una misión, hagámoslo posible, pero poniendo en marcha la autonomía y gobierno necesario.

También habremos de asegurarnos de que socios (héroes) adicionales se podrán unir más tarde sin separaciones dolorosas o costosas ligaduras.

La respuesta es tener una solución multicloud que proporcione la libertad de combinar tecnologías como VMware, Nutanix, OpenStack, o los propios hyperscalers, para cumplir con las necesidades del negocio.

Sin embargo, la tarea de combinar todos los requisitos del multicloud: entrega continua, aprovisionamiento, seguridad, cumplimiento normativo, automatización, estandarización y autoservicio al mismo tiempo que se mantiene controlado el presupuesto, es una tarea inasumible para muchos.

Intentar abordar el multicloud por uno mismo, seleccionando la mejor solución para cada requisito y adoptarlo para cada de las aplicaciones esperando que el conjunto opere a la perfección, es costoso y arriesgado.

La mejor manera es utilizar una plataforma de gestión cloud (CMP en inglés) para minimizar los riesgos de integración y hacer seguimiento de los costes sin perder la vida en el empeño.

La clave para seleccionar la CMP correcta es el agnosticismo. En la mayoría de los casos, no se puede pedir al Capitán América que trate a Linterna Verde de la misma manera que haría con Lobezno.

O incluso peor, hacer que el mismo admita sus limitaciones por trabajar solo y se resista a la tentación de intentar salvar el mundo por sí mismo. Se hace necesario alguien independiente que pueda sacar las misiones adelante.

Necesitamos una CMP inteligente e independiente para conseguir un mundo donde todo es posible, incluso la colaboración entre los superhéroes de los universos de Marvel y DC.

Dell Multi-cloud management with Morpheus es la plataforma agnóstica que automatiza la nube se encarga de hacer posible ese mundo híbrido.

Esta solución hace posible que las tareas de DevSecOps escalen para modernizar las aplicaciones y mantener la eficiencia de las operaciones con sistemas hyper-convergentes. Incorpora auténtica multi-tenancy y facilita a los proveedores de servicio la puesta en marcha de servicios gestionados para múltiples clientes.

Una solución que tienen más puntos de integración sin código que ningún otra CMP y te permite usar tu entorno de automatización favorito. Ya no tendrás que elegir entre un hyperscaler concreto o una plataforma de nube privada, o entre la innovación y la agilidad empresarial y la seguridad y el control.

¡Ahora con Dell Multi-cloud management with Morpheus podrás acelerar tu transformación digital, y obtener increíbles resultados combinando las capacidades de todos los superhéroes de Marvel y DC!