Cómo construir un servicio de contenedores competitivo

Containers as a Service with OpenShift and VxRail
Ahora los proveedores de servicios cloud (CSPs) pueden extender su catálogo de forma sencilla y rápida con una oferta puntera de contenedores como servicio (CaaS) utilizando Dell Kubernetes for CSP’s with Red Hat ® OpenShift ®

Por Per Thorn y Jorge Gonzalez Moreno

07/04/2022

Durante años los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de servicios cloud y los integradores de sistemas han proporcionado infraestructura como servicio (iaaS) a sus clientes corporativos.

Conforme la tecnología de la información (TI) ha ido evolucionando y se ha centrado más en las aplicaciones, muchos de esos clientes han pedido nuevos servicios a estos proveedores. En concreto, contenedores y plataforma como servicio (CaaS y PaaS respectivamente).

Al principio, los integradores de sistemas proporcionaron asistencia técnica a sus clientes, para pasar a continuación a dar servicios gestionados completos sobre las instalaciones locales de Kubernetes inicialmente utilizadas para pilotos, que después se convirtieron en la plataforma de producción para las iniciativas de digitalización corporativas.

Como parte de esta transformación, algunas organizaciones optaron por un servicio CaaS/PaaS[1] alojado en lugar de mantener la nueva plataforma en sus Centros de Proceso de Datos (CPDs). Ante esa situación, los proveedores tenían dos opciones:

  • Revender un servicio gestionado de un hyperscaler con un margen reducido.
  • Construir su propio servicio alojado para expandir su cuota de participación en el cliente.

La opción obvia para los proveedores de servicio es crear su propia oferta de CaaS/PaaS y usar Kubernetes para ello, especialmente al tener en cuenta que el 96% de los participantes del CNCF Survey 2021 indicaron que ya están usando Kubernetes o evaluándolo.

Sin embargo, hay varias razones por las que debería pensárselo dos veces antes de construir su oferta utilizando Kubernetes sin más:

  • Soporte. Confiar exclusivamente en el soporte de la comunidad para las escalas de las incidencias no es una buena idea, sobre todo si se quiere proporciona ANS (Acuerdos de Nivel de Servicio) a sus clientes finales.
  • Seguridad. La mayoría de las empresas piden aplicar complejas políticas de seguridad y procesos de autenticación y autorización que llevan bastante tiempo para configurar y mantener utilizando la distribución de código abierto de Kubernetes.
  • Integración. Kubernetes por sí mismo es sólo la base para una plataforma de desarrollo e infraestructura y por tanto necesita de múltiples componentes adicionales, incluyendo elementos de red, almacenamiento, balanceadores de carga, monitorización, registro, pipelines de integración y despliegue continuo, etc. La gestión de estos componentes es compleja y lleva tiempo.

Hay muchas opciones en el mercado que abordan estos temas al tiempo que mantienen la compatibilidad con el proyecto de código abierto de Kubernetes. VMware Tanzu y SUSE Rancher son alternativas populares, e incluso algunas plataformas de gestión cloud (CMP) como Morpheus tienen una distribución de Kubernetes que es atractiva para los proveedores de servicio.

Sin embargo, Red Hat® «OpenShift es la plataforma multicloud de contenedores más ampliamente desplegada» según The Forrester Wave™: Multicloud Container Development Platforms, Q3 2020.

Algunas razones para ello son la penetración de Red Hat en las cuentas corporativas con su sistema operativo Red Hat Enterprise Linux (RHEL) y su capacidad demostrada en dar soporte a proyecto de código abierto.

Pero sin duda, lo más relevante es que OpenShift es una plataforma de desarrollo completamente integrada. Además de la integración con la red, el almacenamiento, la monitorización y el registro de eventos, OpenShift incluye una API, una consola de administración y desarrollo, así como múltiples capas de seguridad.

OpenShift es una opción tecnológica interesante para los proveedores de servicio que quieren ofrecer algo más que Kubernetes a sus clientes, al incorporar una completa plataforma de desarrollo en modo servicio a su catálogo.

Creemos que la capacidad de acelerar el desarrollo de aplicaciones y mejorar la eficiencia de los equipos de infraestructura TI son claves para conseguir retornos de la inversión inferiores a 10 meses en despliegues OpenShift® Container Platform (OCP) [2].

La elección de la tecnología principal es sólo el primer paso para construir un servicio de este tipo. Los proveedores de servicio también deben decidir sobre la combinación de servicios disponibles, las capacidades de seguridad, monitorización, respaldo y disponibilidad, y la integración con la facturación y otros procesos de back-office. Y Dell Technologies puede ayudar en la toma de muchas de esas decisiones.

Una de las más importantes es saber cómo va a ejecutarse OpenShift® en los clientes. La arquitectura más común es tener un clúster de OpenShift® por cliente. Esto se puede implementar de varias formas, incluyendo servidores físicos o virtualizados.

El despliegue de OpenShift® en servidores físicos tiene beneficios en el licenciamiento para grandes instalaciones, pero requiere de varios nodos físicos por instalación y puede suponer un punto de entrada demasiado alto para algunos clientes.

Ejecutar OpenShift® de forma virtualizada (por ejemplo, con VMware vSphere) permite despliegues más pequeños. También ofrece los beneficios que aporta la virtualización como tener un plano extra de control redundado vía la alta disponibilidad de vSphere HA y la abstracción del hardware que corre bajo OpenShift® incluyendo el firmware y los controladores.

VxRail proporciona una plataforma estable y eficiente desde el punto de vista operativo para proveedores de servicio que quieren empezar a ofrecer OpenShift como servicio. Muchos despliegues independientes de OpenShift pueden compartir el mismo hardware y los clientes pueden empezar con pocos recursos y crecer en sus despliegues conforme desarrollan más aplicaciones.

El proveedor de servicio puede confiar en la automatización de VxRail para gestionar todas las plataformas y realizar las actualizaciones de hardware sin tener que preocuparse del impacto de estos cambios en OpenShift.

Integración con Dell Technologies

Además, los proveedores de servicio pueden construir servicios adicionales integrando los productos de Dell Technologies con OpenShift. Una posibilidad es usar PowerProtect Data Manager para los servicios de backup o incorporar el almacenamiento persistente de los sistemas matriciales de almacenamiento de Dell Technologies utilizando interfaces de almacenamiento para contenedores (CSI) y proporcionar así funcionalidades adicionales de almacenamiento empleando Container Storage Modules.

Dell Technologies tiene una tradición de más de 20 años colaborando con Red Hat® para cumplir las peticiones de sus clientes con soluciones conjuntas. Y para los proveedores de servicio que ya están ofreciendo iaaS basada en el hipervisor VMware vSphere, hemos co-creado una solución con Red Hat® que permite la expansión del catálogo actual integrando el software OpenShift® Container Platform.

Aprovechando la configuración e instalación existente, es capaz de dar respuesta de manera sencilla a los temas arriba indicados para minimizar la inversión y acelerar la puesta en marcha del servicio.

Con Dell Kubernetes for Cloud Service Providers with Red Hat® OpenShift® además del bajo mantenimiento y las altas prestaciones que la automación de VxRail™ pueden proporcionar, cualquier proveedor de servicio puede ahora ayudar a modernizar las aplicaciones de sus clientes utilizando múltiples configuraciones: VMware Cloud Director® multi-tenant, así como infraestructura compartida o dedicada de VxRail para adaptarse al tamaño y requisitos de cada cliente.


[1] El 79% de los participantes usan plataformas de Kubernetes alojadas y certificadas. Fuente: CNCF Annual Survey 2021.

[2] The Business Value of Red Hat OpenShift, An IDC Business Value White Paper, sponsored by Red Hat, March 2021 | IDC Doc. #US47539121.

Cloud Communications Service Providers (CCSP)?

Versión en inglés en (English version at):

https://www.linkedin.com/pulse/cloud-communications-service-providers-ccsp-jorge-gonzalez-moreno

Source: Getty Images

Durante mucho tiempo, el mundo de las Tecnologías de la Información (TI) y las Telecomunicaciones han corrido en paralelo.

Las titulaciones de TI incluían asignaturas de comunicaciones y los ingenieros de telecomunicaciones tenían un trasfondo genérico de capacidades de programación de código máquina de bajo nivel.

SIn embargo, la mayoría de las veces, en las organizaciones se trabajaba en silos separados que incluso no llegaban a tener una dirección común. Esos tiempos empezaron a evaporarse con rapidez cuando la virtualización entró en el CPD (Centro de Proceso de Datos).

Primero fue la computación con los hipervisores, luego el almacenamiento con el SDS (Almacenamiento Definido por Software) y al final le tocó el turno a la red con la irrupción de la virtualización de redes.

Centro de Proceso de Datos Definido por Software (SDDC)
Centro de Proceso de Datos Definido por Software (SDDC)

Estos avances en la infraestructura moderna se tradujeron en la adopción de nuevos modelos operativos como el CSMO donde dentro del CPD, el equipo de red lentamente se iba integrando como parte del grupo de operación y gestión, trabajando de la mano como un miembro más de la cuadrilla (squad).

Ahora que la barrera de la LAN (Local Area Network) había caído, era la hora de seguir avanzando con las comunicaciones metropolitanas y de larga distancia.

Aquí, de nuevo la tecnología nos ha ayuda con la aparición de las soluciones SD-WAN (Software Defined Wide Area Network). De acuerdo a IDC, sólo el 15% de las compañías europeas no tienen planes de implantar una solución de SD-WAN. Las ventajas de aprovechar las capacidades de Internet para reducir el poder de negociación de las compañías de telecomunicaciones tradicionales en un mundo que gira alrededor de la nube están claras.

La realidad es conectar la nube a las instalaciones in-situ (on premises) ya no es un problema, al contrario que la interconexión entre los diferentes proveedores de servicios cloud (hyperscalers) in una topología de estrella fiable que evite tener que tomar decisiones de diseño basadas en las limitaciones de las conexiones.

Según un estudio el IBM MD&I, el 82 % de las empresas identificaron la interconectividad a la nube como una preocupación clave en su viaje hacia el cloud.

Multicloud barriers

Esto implica un mayor ancho de banda y la duplicidad de los enlaces para evitar interrupciones en las aplicaciones críticas para el negocio y sacar el máximo provecho a la colaboración con el eco-sistema, dando como resultado un mayor ARPU (Average Revenue Per Unit – Ingreso medio por unidad) para las operadores.

Así que el gran ganador de la nueva economía desde el punto de vista de las TICs (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) son las operadoras de telecomunicaciones, ¿no?

Bueno, en el mercado de consumo se encuentran con una competición feroz de los grandes proveedores de contenido como Netflix, Disney o Amazon y la coompetencia de algunos nuevos entrantes en su sector como Facebook o Google.

De forma que para evitar llevar en exclusiva la pesada losa de montar en solitario toda la infraestructura 5G y competir con el resto en la capa de servicios donde los márgenes son superiores, algunas operadoras están empezando a pedir facturar por el tráfico a los proveedores de servicios que usan su red y a hacer lobby a los gobiernos para que les impongan tasas como si fueran operadoras al uso.

¿Y en el mercado empresarial? ¿Qué papel juegan las operadoras en la cadena de valor de la nube? Bueno la nueva normalidad incluye algunas tendencias de mercado que de nuevo pivotan alrededor de la tecnología:

  • Desarrollo de enlaces de alta velocidad gracias a la aparición del 5G. Una especie de hyperloop para conectar clouds en lugar de ciudades. 
  • Descentralización de los CPDs cloud usando edge computing  para mejorar la experiencia de uso y blockchain para asegurar la colaboración y las transacciones entre  socios sin un punto único de fallo. 
  • Una avalancha de aplicaciones IoT (Internet of Things – Internet de las cosas) para transformar los sectores de la movilidad y la fabricación (Industria 4.0.) 
  • Convergencia de los (OSS- Operations Support Systems – Sistemas de Soporte a las Operaciones) y los BSS (Business Support Systems – Sistemas de Soporte a los Negocios) haciendo borrosa la división entre las operaciones de radio transformadas por las NFV (Network Functions Virtualization – Virtualización de Funciones de Red) y el SDDC (CPD Definido por Software) de los sistemas de registros transaccionales. 

Como consecuencia, las operadoras han ido transformándose para adaptarse a este nuevo entorno.

BSS and OSS relationship

La distinción entre la operadora, un ISV (Independent Software Vendor), un CSP (Cloud Service Provider – Proveedor de Servicios Cloud), un integrador de sistemas y una consultora se han difuminado.

Hoy en día, la mayoría de las empresas de telecomunicaciones ofrecen a sus clientes corporativos un portal o mercado de aplicaciones donde se proporcionan:

  • Sus propios servicios de comunicaciones en tiempo real de voz, vídeo y mensajería convergentes. 
  • Servicios SaaS agregados de los ISVs con foco en la contabilidad el mercado SOHO (Small Office- Home Office ; PYME y autónomos) y  
  • PaaS (Platform as a Service) e iaaS (Infrastructure as a Service) de los principales hyperscalers como AWS o Azure.

Sin embargo, esa gran plataforma cloud es inútil sin consejos sobre cómo digitalizar los procesos de la compañía y la propia organización.

Y es ahí donde están muchas telcos en estos momentos, no sólo ocupando el espacio del Cloud Communication Service Provider (CCSP) sino incorporando un conjunto de consultores y profesiones de TI para proporcionar ayuda y servicios gestionados por encima de sus plataformas con el objetivo de generar consumo en forma de suscripciones.

Estos CCSPs necesitan mejorar sus capacidades de TI para ser capaces de competir agresivamente en el saturado mercado de las PYMEs, y para ello deben aumentar su eficiencia operativa.

¿Cómo? Aquí vienen algunas recomendaciones:

  • Aprovechar el ecosistema con alianzas en lugar de intentar ocupar todo el espectro de servicios que demanda el mercado. 
  • Apoyarse en estándares abiertos como Open RAN (Radio Access Network – Red de Acceso de Radio) para poder pivotar entre fabricantes cuando sea necesario, evitando así la dependencia de un solo proveedor (lock-in).
  • Uso intensivo de plataformas de automatización como Ansible, Terraform, Salt or Puppet para mejorar la calidad del servicio (QoS) y reducir el mantenimiento de los equipos como por ejemplo usando HCI (Hyper-converged infrastructure – Infraestructura Hyperconvergente) como bloques de construcción para los nodos edge.
  • Adoptar la agilidad en los procesos de pedidos y envío, y formar e incentivar a la fuerza de ventas para que prioricen estos vectores de crecimiento frente a las líneas de negocio tradicional. 

“El estudio sugiere que las empresas gastarán de media el 30% de sus presupuestos de TI en el edge cloud computing en los próximos 3 años.”

Strategies for Success at the Edge, 2019.

¿Cómo están afrontando los CCSPs estos retos hasta la fecha? Veámos algunos ejemplos:

  • Verizon está utilizando los modelos de trabajo de Azure y AWS. 
  • Vodafone está usando VMware y AWS para sus despliegues 5G.
  • Nokia está utilizando internamente Google Cloud Platform para proporcionar sus servicios. 
  • AT&T se ha aliado con IBM para aprovechar la tecnología de Red Hat y otros 25 proveedores en la solución IBM Cloud for Telecommunications, una solución vertical similar a la ya adoptada por IBM en colaboración con el Bank of America y BNP Paribas para el mercado de servicios financieros con su IBM Cloud for Financial Services.
IBM Cloud Telecommunications ecosystem

El tiempo nos dirá que solución alcanzará masa crítica de adopción y si la industria de telecomunicaciones es capaz de evolucionar y convertirse en la pieza maestra de este mundo dominado por la tecnología.